La Suiza francesa en 3 días


El motivo por el que este viaje comenzó fueron varias conversaciones acerca de lo curioso que sería vivir la navidad en un país del norte de Europa, quienes la viven de manera diferente. El resto fue cosa de un regalo que recibí (algo haría bien xD) y una planificación apresurada.

Suiza por la razón que sea no suele ser un destino muy demandado por los españoles. Al igual que hice con Japón, voy a publicar esta entrada a modo de introducción dando ideas y consejos por si hay alguien que se esté planteando conocer este país con las mismas dimensiones que Extremadura.

¿ES CARO SUIZA?

Sí, esa es la respuesta corta. Tienen un nivel de vida mayor que el de España con una diferencia importante de sueldos y esto se acaba notando. Para que os hagáis a la idea, la comida solía costar (en igualdad de condiciones) aproximadamente el doble que en España. Por ejemplo comíamos los dos en sitios baratillos por unos 50CHF (francos suizos); un menú en un fastfood te puede salir por unos 18 CHF. La bebida parecido, el tercio lo he visto desde los 6CHF hasta los 7,5CHF y las jarras de medio litro por unos 9 o 10 CHF según sitios. Es caro pero tampoco una locura tal como me imaginaba antes de ir para allá.

No es todo así, hay cosas gratuitas que se pueden aprovechar, son pocas pero está bien tenerlo presente. Por ejemplo, el transporte del aeropuerto de Ginebra a la propia ciudad es gratis. Si tenéis curiosidad de cómo va esto es muy sencillo: antes de salir de la zona de maletas hay unas máquinas en las cuales pone FREE TICKET. De hecho están situadas junto a las puertas de salida por lo que no hay pérdida.


También en los alojamientos de Ginebra (no puedo deciros en los demás pues fuera de esta ciudad nos alojamos en un BnB) te dan un billete de transporte público con una validez equivalente a los días que os alojéis allí. Son sitios pequeños y se puede ir andando, pero para ir al aeropuerto o ir a los puntos más alejados cuando el tiempo apremia es bastante útil.


Y las catedrales que en España te cobran de 4€ para arriba son gratuitas, únicamente cobran si vais a subir a las torres y esas cosas. Los museos son gratuitos el primer fin de semana del mes. Obviamente esos detalles no resuelven un viaje pero cuando vas a aflojar pasta ayuda.


¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA IR?

Verano, a finales de primavera es una buena opción también. El clima acompaña y permite disfrutar de unas estampas increíbles.

Nosotros nos decantamos por la otra opción, tiene todo lo malo de invierno pero hay una cosa que hace que merezca la pena. Ésta era la principal razón por la que iniciamos este viaje: Los mercadillos navideños. No se podía tener todo así que elegimos.



¿QUÉ HAY PARA VER EN SUIZA?

Un viaje largo daría mucho de sí, de hecho hay muchos sitios de los que hablan muy bien, no puedo hablaros de ellos porque sólo he estado en la Suiza francesa y en Berna. Hablo de sitios como Thun, Lucerna, Interlaken, Friburgo, Zurich o Basilea.

La llamo así por ser la zona en la que se habla francés (lo habla el 20% de la población). En otras regiones se habla Alemán e Italiano.

También hay opciones para los amantes de la naturaleza quienes pueden hacer una de las rutas de trekking por antonomasia: subiendo por Grindelwald y bajando por Lauterbrunnen. Opciones igualmente atractivas son visitar algunas de las cascadas que hay allí como las Rheinfalls o las Trummelbach Falls.

Hay para elegir, sin embargo lo fundamental en este viaje es alquilar un coche, si por una razón u otra preferís usar transporte público buscad alojaros cada noche en un sitio. De hecho fácilmente se pueden visitar dos o tres sitios por día. Os paso un link para estimar costos y horarios en el caso de utilizar el transporte público (los precios que salen es el de ida, o ida y vuelta). Nosotros tuvimos la fortuna de conocer a Sergio y Clara quienes llevan viviendo por allí 4 años y se lo han visitado de cabo a rabo. También nos llevaron en coche durante el fin de semana que coincidimos con ellos por lo que dio mucho de sí. ¡Muchas gracias chicos!

Yo sólo estuve tres días -es lo que tiene quedarte sin vacaciones- por lo que el viaje se puede resumir en las siguientes etapas:

Día 3: Ginebra (Genève)

De Suiza se pueden decir muchas cosas, yo lo resumo en una: 'no deja indiferente'... Al volver, sentíamos de alguna forma que lo que habíamos visto era el aperitivo de un país que nos pedía al menos otros siete días de nuestro tiempo. Días que en algún año, espero que no muy lejano, le daremos gustosamente.

Hasta entonces habrá que conformarse con el recuerdo de lo vivido.

Darío Palacios

No hay comentarios:

Publicar un comentario