Sitios que lamento haber visitado

Aunque andamos ahora con las publicaciones del viaje de China, no quiero que esto sea un monólogo Chino, así que intentaré alternar con otras entradas que creo que pueden ser interesantes. Y con esto pasamos a explicar el título, tal vez un poco tendencioso:

Cuando hablo de sitios que lamento haber visitado, no me refiero al arrepentimiento de haberlos conocido, al final cabo se tratan de sitios que, a nuestro juicio, hay que conocer para entender su contexto histórico y recordar unos errores que todos esperamos que no se repitan. Sitios que son lo que son en parte por los funestos sucesos que protagonizaron, y justamente es a consecuencia de los mismos que se han hecho inevitablemente conocidos, hablo de sitios como:

Memorial de Hiroshima
De Hiroshimaapenas sabemos nada salvo que fue el escenario del primer bombardeo atómico de la historia, el 6 de agosto de 1945. Un día en el que la historia de Hiroshima cambió no sólo para las pobres víctimas de aquel suceso, si no para el resto del mundo que de repente pareció conocer esta ciudad. Y no precisamente por ser la ciudad comercial que era en ese momento.

Afortunadamente las cosas han cambiado, y únicamente un conjunto de elementos recuerdan aquel suceso trágico, para asegurarse que el ser humano no olvida...


Campo de concentración de Saschenhausen
Paradójicamente no hay que viajar apenas en el tiempo para contextualizar nuestro segundo destino escogido: el Campo de Concentración Sachsenhausen. Menciono este porque es el único que hemos conocido, sin embargo huelga decir que esto va por todos los sitios de características similares aunque no tengan el mismo nombre.

Apenas hay mucho más que contar, todos sabemos lo que pasaba y sigue pasando en este tipo de sitios. Por una razón u otra se acaba privando a sus víctimas de sus bienes más preciados: la libertad y la vida.



La Judería de Praga
El fin último de la decisión final era el exterminio sistemático de todos y cada uno de los Judíos de Europa. Sin embargo a alguien se le ocurrió que sería una pena borrar esa parte de su historia. Así que decidieron preservar intacta la Judería de Praga. El fin último no era otro que convertirlo en una especie de parque temático en el que alemanes disfrazados representarían para sus visitantes cómo era esa raza extinta.

Por esta decisión macabra ha llegado este barrio casi intacto hasta nuestros días.


Escultura Zapatos en el Danubio
Seguimos sin desplazarnos en el tiempo para llegar a Budapest donde está una obra escultórica llamada Zapatos en el Danubio. Es casi el único recuerdo de este momento, cargada de una solemnidad contagiosa, que te silencia, recordando a unas víctimas -para nosotros anónimas- que fueron asesinadas y arrojadas al Danubio por miembros del partido de la cruz flechada.

La Cárcel de Kilmainham
Esta cárcel Dublinesa clausurada en 1924 es uno de los símbolos de la independencia de Irlanda ya que aquí es donde numerosos líderes de este movimiento fueron encarcelados y ejecutados. No obstante estos son las caras más conocidas de los residentes de este lugar, además de éstos cualquier persona que cometiera un delito era encarcelado aquí, sin distinción. Así que en este lugar compartieron oxígeno: niños mujeres y hombres, totalmente hacinados y me imagino que con violentas luchas de poder por medio.



La plaza de Tiananmén
Y para terminar, por su cercanía en el tiempo, el último sitio que he visitado: la Plaza de Tiananmén. Construida originariamente como el símbolo de la nueva República Popular China. Inspirada por la plaza roja de Moscú se construyó para que se pudieran realizar grandes actos de propaganda del régimen.

Sería bonito que hubiera llegado así hasta nuestros días sin embargo en 1989 -casi anteayer- grupos de estudiantes y trabajadores se juntaron en esta plaza para protestar contra el régimen, al que consideraban muy represivo y corrupto. El gobierno tras invitar a disolver la manifestación enviaron tanques y a la infantería del ejército, aquello se saldó con centenares de fallecidos y miles de heridos. 




Tal vez por lo que sucedió conocí estos sitios. Si no hubiera sucedido nada, a lo mejor sería un sitio anónimo más junto a otros, esperando a ser descubiertos por una faceta que les hiciera especial y no por lo que son ahora: manchas negras en la historia de la humanidad... Y es por eso que son sitios que lamento haber visitado.

Darío Palacios

No hay comentarios:

Publicar un comentario