Nuestra experiencia usando Revolut


Cada vez que viajamos al extranjero y vamos a un sitio en el que no usan nuestra moneda, en nuestro caso fuera de los paises de la zona Euro, siempre surge el mismo dilema. ¿Dónde cambiar la moneda?

Y es que un mal cambio o un exceso de comisiones pueden encarecer tu viaje en un 20% tranquilamente...

Había oído de alternativas sin embargo nunca dimos el paso hasta nuestro viaje por Canadá y Alaska. Y es que estando en medio de parques nacionales el sacar dinero de un cajero o encontrar una oficina de cambio podría convertirse en un quebradero. Así que decidimos dar la oportunidad a Revolut.

¿Qué es Revolut?



En el momento en que entráis en su web se anuncian como una opción mejor que la de tu banco. Revolut es una aplicación de una empresa británica fundada en 2014 que oferta a sus usuarios una serie de servicios bancarios en línea sin ningún tipo de comisiones. Y el que más interesa a los viajeros es la posibilidad de efectuar sus pagos en el extranjero desde esta cuenta con ayuda de una tarjeta que funciona como monedero.

No es el único sistema, existen otras muchas opciones igualmente válidas como son Bnext, Ferratum, Wizink, Carrefour pas, etc. Todas ellas tienen en común la posibilidad de pagar sin comisiones por cambio de divisa y con el tipo de cambio oficial. Y en el caso de Revolut (no sé los demás) tenemos la posibilidad de hacer retiradas de efectivo de hasta 200 € sin comisión con su cuenta gratuita. Las siguientes retiradas implican una comisión del 2% que mejora la comisión del 3% de la banca tradicional con un cambio mucho mejor.

¿Y cómo puedo conseguir esa tarjeta?

Podéis empezar desde la web o descargando la aplicación en vuestro móvil. En todo caso acabaréis controlando toda la cuenta desde la app móvil desde la que crearéis una cuenta bancaria a la que vincularéis vuestro número de teléfono desde el que controlaréis todo.

El siguiente paso es efectuar una recarga de mínimo 10€. Con ello estará la cuenta activa y podremos dar nuestros primeros pasos, véase efectuar pagos y/o transferencias bancarias desde nuestra cuenta. Sin embargo necesitaremos una tarjeta física que nos costará su envío 6€ a la dirección que pidamos. A mí me llegó unos 4 o 5 días antes del tiempo que estimaron.

Os recomiendo hacer un primer pago antes de viajar al extranjero para activarla y confirmar que está todo ok.

Ventajas que hemos visto con Revolut


  • Bajas comisiones y cambio inmejorable: Arriba lo he descrito, pero la mejor forma que tengo para ilustrarlo es con una comparativa sencilla, el cambio entre dólares Canadienses y Euros, me atrevería a decir que es inmejorable y para muestra dos imágenes:
 

  • Seguridad: Cada vez que iniciamos la app nos pide meter el pin nuevamente, es algo que alivia ante la perspectiva de que puedan robarte el móvil. También nos piden el pin si minimizamos la app y volvemos a abrirla. Esta seguridad se traslada al uso de la propia tarjeta
                

  • Monitorización y datos estadísticos: La app da la posibilidad de categorizar las compras por tipo de establecimiento y país, incluso por meses o en periodos de tiempo totales. Incluso tenemos la posibilidad de agregar notas en los gastos a modo de recordatorios o para nuestro propio control.
                


Nuestro veredicto...

Es fácil estar en la situación descrita y afortunadamente hoy día tenemos muchas opciones a nuestro alcance para solventar la misma. La razón por la que nos decantamos por Revolut fue que era de la que más habíamos escuchado y la verdad es... ¡Que no nos arrepentimos!